Seguro que conocerás a alguien o incluso lo padezcas tú, pero si no sabes de lo que hablamos un diastema hace referencia al espacio mayor de lo normal entre dientes. El más común y visible es el que hay entre incisivos centrales superiores, vamos, lo que común mente se denomina como ver “las palas separadas”. En Clinica Dental Javier Gisbert vamos a ahondar más en el tema para que conozcas  sus causas y sepas como puede tratarse. 



  • Causas principales


Pueden ser diversas, empezando por la genética o,bien por la presencia de un frenillo labial ancho y con inserción baja, es decir entre medias de los dos dientes. Esto sería un obstáculo para que se cierre este espacio.


Otro de los factores que pueden provocar diastema sería la presencia de un mesiodens entre los incisivos centrales o la ocasionada por un traumatismo, es decir, una caída o un golpe fuerte que provoca el desplazamiento de un incisivo o ambos.



  • Posibles tratamientos


En los diastemas que son causados por herencia, el tratamiento para cerrarlo es el ortodóntico, es decir, mediante la colocación de brackets u ortodoncia invisible para recolocar los dientes y cerrar el espacio.


Cuando lo causa el frenillo o un mesiodens lo primero a realizar es la eliminación quirúrgica del obstáculo. Una vez eliminado, el diastema puede cerrarse por si solo debido a la tendencia de los dientes a ir mesializándose. Si no ocurriera esto, que es lo más habitual, habría que hacer tratamiento ortodóntico.


Si tu causa es un traumatismo, en la medida de lo posible hay que tratarlo lo antes posible, anestesiar, reposicionar el diente y finalmente fijarlo con una ferulización.