No es solo por estética, también es por salud. Este tratamiento conseguirá eliminar las manchas tanto visibles como aquellas más ocultas que puedan tener tus piezas dentales consiguiendo estabilizar la tonalidad de la parte externa de los dientes.


Para realizar un tratamiento de blanqueamiento dental, el odontólogo aplicará un gel que setá compuesto por peóxido de hidrógeno aproximadamente entre el 15-30% que se activa con luz fría. De este modo el blanqueamiento comenzará a producirse.


En cuanto a su duración, puede oscilar entre 5 y 6 años pero lo que si que debes de tener en cuenta que este proceso variará en función de cada paciente, sus hábitos y costumbres; si fumas, si sueles beber o los tipos de alimentos que ingieras.


¿Tiene efectos secundarios?


En principio este tipo de tratamientos no tienen contraindicaciones pero es más que recomendable no realizarlo cuando:


- Si te encuentras durante un periodo de lactancia o estás embarazada.
- Tienes caries que no han sido tratadas así como las posibles fisuras en el esmalte de tus piezas dentales.
- ¿Estás llevando a cabo un tratamiento de ortodoncia?


Como es lógico hasta que los problemas anteriores no es recomendable realizar este tipo de tratamientos ya que, puede incluso llegar a producir sensibilidad dental.