¿Eres consciente de los problemas que puede ocasionar para tu salud bucodental un piercing oral? Quizás no ahora pero en estos últimos años ha sido una práctica bastante común, por lo que desde Clínica Dental Javier Gisbert, nos vemos obligados a concienciar e informar a aquellos que o bien tienen uno o bien están planteando hacérselo.


Antes que nada, debes de conocer que tanto si es en la lengua como en cualquier lugar de la cavidad bucal debes de saber que tanto a corto como a largo plazo tarde o temprano sufrirá daños.


¿Cuales son los daños a corto plazo?
Evidentemente tienen relación con los sufridos tras su colocación, es decir, inflamación, dolor, o incluso dificultades para hablar o masticar. También podrás observar sangrado, infección, hipersalivacion o incluso alergia. No hay forma de conocer como va a reaccionar el cuerpo de cada persona pero normalmente son parte de los síntomas.


¿Cuales son los daños a largo plazo?


En este sentido si podemos hablar de porcentajes, y es que entre el 15 y el 20% de los adolescentes que tienen pircings sufren o al menos tienen un alto riesgo de sufrir problemas de pérdida de piezas dentales, encias o tejidos que mantienen y soportan los dientes.