En la actualidad, la estética dental cuenta con avances extraordinarios. Uno de ellos, sin duda son los retenedores dentales, los cuales son parte fundamental de los tratamientos estéticos existentes. Por ello hoy hacemos referencia a la ortodoncia invisible Invisalign. Dentro de esta gama, los retenedores cumplen la función de finalizar el trabajo con éxito. Hoy en nuestro blog te explicamos en qué consisten y sus tipos.


Los retenedores dentales realmente son una especie de férulas transparentes indispensables tras la finalización de una ortodoncia invisible. ¿Su función? Reforzar la alineación conseguida durante el tratamiento y garantizar la mejor sonrisa a largo plazo. ¿Ventajas? al transparentes apenas se ven, así que podrás lucir una buena imagen mientras tu boca termina su ortodoncia.


Tipos de retenedores dentales



  • Fijos. Son aquellos que debes llevar de forma continuada a lo largo de varios meses, sin retirarlos en función de las horas. Si los llevas, tienes que cerciorarte de realizar cepillados diarios exhaustivos para evitar acumulación de alimentos y posible placa bacteriana.

  • Removibles.  Podemos retirarlos cada vez que hagamos alguna comida y siempre que lo indique el ortodoncista. Eso sí, debes saber que hay que tener un especial cuidado al retirarlos. Aunque sean resistentes, debemos tratarlos cuidadosamente. Al quitarlos, alterna el lado por el que lo haces para evitar sustos y roturas que puedan interferir en el tratamiento.