Más allá del uso de cualquier aparato de ortodoncia en las primeras fases de nuestra vida.


En Clínica Javier Gisbert sabemos que los avances odontológicos actualmente han favorecido a abrir el espectro de público. Ahora son más los adultos que abandonan el temor o pudor de someterse a estes tratamiento para mejorar su sonrisa.


Existen distintos modelos y distintas razones para su uso, no solo los meramente estéticos.



  1. Evita patologías orales. Como por ejemplo las caries o la periodontitis. Tus dientes gracias a este tipo de tratamientos conseguiran alinearse correctamente junto con una mayor higiene, evitarás padecer estas patologías.

  2. Facilita la digestión. Al corregir la posición de las piezas dentales, mejoras también la mordida por lo que repercute favorablemente a tu digestión, por no hablar de el desgastes de tus dientes, el cual también será menor.

  3. Evita la sobrecarga muscular. Al hilo de lo anterior, una mala mordida upede provocar daños en los musculos encargados de la masticación, como por ejemplo la sobrecarga del cartilago o el trapecio que a su vez deriva en contracturas en la espalda.

  4. Aumenta tu autoestima. ¡No pares de sonreir! la posición armonica de las piezas denteales es importante ya que vivir sin complejos te hará disfrutar más de la vida y de todos los momentos que te brinda.