Aunque no lo creas, son muchos los casos en los cuales una ortodoncia a tiempo, puede lograr evitar muchos problemas a posteriori si se realiza a tiempo. ¿Por ejemplo? malformaciones dentarias. Por ello, desde Clínica Dental Javier Gisbert, creemos que es recomendable que los más pequeños de la casa acudan al dentista a temprana edad, para que este realice una revisión bucal y pueda determinar si es recomendable en ese mismo momento o quizás más adelante una ortodoncia.


¿Quieres saber cuando es la edad recomendable para que tu hijo comience con sus primeras revisiones de salud bucodental? Según los expertos, lo idóneo es realizar este chequeo a los 7 años. ¿El motivo? Muy sencillo, y es que en estas edades los dientes aún son de leche, y eso permite tratar casi todos los problemas de ortodoncia.


No quites importancia a este hecho, ya que la importancia de realizar este tipo de tratamientos de ortodoncia en una edad temprana reside en que una vez el paciente ya sea un adulto y tenga su cara, sus facciones y su mandíbula desarrollada será más difícil conseguir buenos resultados.


Por tanto, no cabe duda que es muy importante que nuestros hijos acudan al dentista con más regularidad, sobre todo a edad temprana. Ya sabéis el dicho, más vale prevenir que curar.