Debemos aclarar antes de todo, que la parestesia se puede considerar un efecto secundario de la anestesia local. Por ello, en Clínica Dental Javier Gisbert tenemos muy en cuenta el historial clínico del paciente para detectar alergias al agente anestésico y evitar sus posibles complicaciones. Pero también, esta patología puede producirse a causa de una malposición de los implantes dentales, tanto en el nervio como en la zona del labio. ¿Quieres saber más? 



Menos del 10% de las parestesias producidas por implantes dentales son permanentes.



¿Cuál es la solución si sufres una parestesia en el nervio dentario inferior?


Si por alguna razón, el nervio dentario está dañado, el paciente puede experimentar fuertes dolores de cabeza, como una presión continua. Aun así, la infección no será visible, las encías parecerán normales y la cirugía también. La evolución, duración o solución de la parestesia depende entre otros factores del grado de afectación del nervio dentario inferior.


¿Lo que recomendamos? Tratarlo con suplementos vitamínicos, como esteroides B16 y B12. Eso si, evidentemente el tratamiento deberá ser indicado por un médico en función del tipo y severidad de la parestesia; lo que sí queremos dejar claro es que nunca se debe tomar medicación sin atender a las indicaciones de un profesional.