Cuando recibimos por primer vez a un paciente en consulta, tras una exploración normalmente si vemos que tiene muchos empastes junto con un cuadro de caries, es cuando el odontologo comienza a plantearse si  es posible que exista un problema dental derivado de la genética.


¿Por qué? ¿Qué se puede hacer en estos casos?


Ante esta situación, normalmente se decide realizar un estudio genético que determine si el profesional tiene razón o no. Además, es bastante recomendable hacerlo no solo para corroborar esta posibilidad sino, para estar prevenidos y conocer la predisposición genética a padecer cualquier patología dental.


Mediante estos resultados el paciente podrá ser consciente y controlar aquellos factores que puedan ser perjudiciales.


En cuanto a tomar medidas preventivas, en Clinicas Javier Gisbert podemos recomendarte que;


 



  • Aumenta tus hábitos de higiene bucal.

  • Ve con frecuencia a consulta de tu dentista de confianza.

  • ¿Llevas un hábito devida saludable? Pues quizás sea el momento. Por tu salud.

  • Al hilo de lo anterior citado. Cuida tu alimentación. Manten una dieta equilibrada, mediterránea en la que puedas evitar los azúcares refinados y sobre todo las grasas saturadas.


Por último, para finalizar, en Clínica Javier Gisbert encontrarás a los mejores profesionales que sabrán atenderte de forma personalizada y eficaz.