¿Sabias que las caries dentales son uno de los mayores problemas de salud a nivel mundial? Según los datos que facilitan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente el 60-90% de los niños en edad escolar presentan este tipo de patologías. Por ello desde Clínica Dental Javier Gisbert queremos hablarte del papel de los selladores de fisuras en los dientes.


¿Quieres saber cual es su papel?
Las caries de fosas y sus fisuras en dientes sobretodo, en los situados en las zonas posteriores de la boca representan entre el 89-90% de todas las caries. Por ello, el sellado es indispensable para reducir el resigo de caries en adolescentes y niños hasta incluso un 80% después de su colocación.


Pero no solo para adolescentes y niños es adecuado, el sellado de fisuras es una técnica adhesiva, que consiste en aplicar unas sustancias y materiales para “pegar” la resina al diente (se utiliza una luz de fotopolimerización para que la resina se endurezca rápidamente), que actuará como sellador, quedando esta adherida durante varios años. Tras su colocación, el paciente no necesita esperar para poder comer o beber.


La eficacia preventiva de los selladores de fisuras dependerá en gran medida de la conservación a largo plazo de los mismos. Por ello, es necesario realizar un seguimiento periódico del paciente para comprobar el estado de los selladores y, en caso de que sea necesario, renovar el sellado.