Recien estrenado el verano de 2018 ya va notandose como los dias son cada vez más largos y el sol empieza a elevar la temperatura. Con este panorama ¿quien se resiste a tomar un helado o cualquier refresco bien fresco?


Pues aunque te resulte dificil creerlo, hay personas que evitan la ingesta de estos productos debido a las molestias que sienten cuando las piezas dentales entra en contacto con el frío.


La sensibilidad dental no es un problema aislado, actualmente muchas personas la sufren. Son muy diversos los factores que la provocan; problema en las encias, no llevar a cabo un correcto cepillado o el mismo desgaste de las piezas dentales afección comunmente conocida como bruxismo, son los principales desencadenantes.


¿Qué puedo hacer para contrarrestarlo? 



  • Mantén una correcta higiene bucal; cepillado correcto e incluso utilización de hilo dental.

  • Utiliza productos especificos para combatir la sensibilidad dental.

  • Elige un cepillo que sea suave y no agreda a tus dientes.

  • Cuida el consumo de productos que puedan dañar o desgastar los dientes. Por ejemplo; zumos, aliños, vino o refrescos.

  • ¡Deja de morderte las uñas! además de ser un mal habito, puede afectar a tu sensibilidad.


A grandes rasgos, estos son las principales causas o remedios para poder retener en mayor o menor medida este tipo de problema. De todos modos, no dude, como siempre, en contactar con profesionales, como nuestro equipo médico que sabrá dar solucion a tu problema.