La insistencia de muchos por conseguir unos dientes blancos, seguramente te haya llevado a topar con el famoso carbón activado. Este compuesto, que ha alcanzado cierta popularidad en los últimos tiempos gracias a muchos los influencers y personajes conocidos que hablan maravillas de este producto. Pero ¿es cierto todo lo que se dice de él? ¿Realmente blanquea los dientes? En la Clínica Dental Javier Gisbert vamos a resolver todas tus dudas.


¿Es bueno el uso del carbón activado?


Pues según estudios, el carbón activado no es un producto saludable para tus dientes y encías. Se trata de un compuesto bastante abrasivo, sobre el que ya han aviado organizaciones internacionales.


El esmalte dental acabaría dañado a consecuencia del uso continuado. Además, de potenciar la presencia de infecciones en la boca, como las caries, también generaría el efecto contrario al blanqueamiento dental. Si vamos dañando el esmalte los dientes se verán amarillos u oscurecidos con rapidez.  De hecho, el principal problema del uso del carbón activado en los dientes es, precisamente, el aumento de patologías bucales de origen infeccioso.


Si tu objetivo es lograr unos dientes más blancos o deshacerte de manchas dentales severas, lo que debes hacer es ponerte en manos de un experto en odontología estética