Una semana más, desde Clínica Dental Javier Gisbert continuamos hablando en nuestro blog sobre el desgaste dental, pero esta vez centrándonos en el último de los tres tipos: la atrición dental.


¿En qué consiste este tipo?


Este tipo de desgaste es más bien progresivo, además de fisiológico, es decir, está mas focalizado en aquellos tejidos dentales duros, en concreto en los del esmalte dental. Este tipo de desgaste puede llegar incluso a nivel de la dentina, afectando principalmente a las superficies oclusales, incisales e interproximales. Es común darse cuenta de su aparición por la disminución del tamaño vertical del diente, algo causado generalmente por la masticación o por el bruxismo.


¿Cómo se puede tratar este tipo de problema dental?


El tratamiento en estos casos se enfoca principalmente en la prevención, en otras palabras, se pretenderán eliminar los problemas que causen la patología. Dichos tratamientos serían:



  • Ortodoncia, si hay una mal-posición dental.

  • Uso de férula de descarga rígida superior si esto ocurre a causa de bruxismo.

  • O bien, rehabilitación de los espacios sin dientes por la ausencia o pérdida prematura de estos.


Por último, si se pierden piezas dentales, es importarte reponerlas de nuevo para tener una buena salud oral y asimismo, evitar esta atrición dental. Si te encuentras en este caso, la mejor opción son los implantes dentales.