El uso de aparatos de ortodoncia va más allá de las primeras etapas de nuestra vida, como son la infancia y la pubertad gracias a los avances odontológicos que han favorecido que cada vez más adultos se sometan a este procedimiento para mejorar su sonrisa. Por ello, desde Clinica Dental Javier Gisbert vamos a citarte algunos de los motivos principales para someterse a una ortodoncia sin dudas o esperas:



  1. Evita patologías orales. Gracias a la ortodoncia, las piezas dientes estarán correctamente alineadas, por lo que existirá un riesgo menor de padecer patologías orales relacionadas con una incompleta higiene bucodental.

  2. Aumenta tu autoestima. La falta de confianza en nuestra sonrisa suele provocar un sentimiento de inseguridad que afecta a la vida social. Con la ortodoncia mejoraras tu estructura oral y ganaras tanto seguridad como autoestima.

  3. Mejora la digestión. El uso de ortodoncia nos proporciona una alineación dental con la que logramos una mordida de los alimentos más efectiva, evitando el desgaste anómalo en algunas piezas dentales. Por ello, podremos masticar de una forma más adecuada.

  4. Consigue evitar la sobrecarga muscular. Una mala oclusión, en la que los dientes y muelas no coinciden, provoca daños en el músculo encargado de la masticación, conocido como músculo masetero. Este se sobrecarga y deriva la tensión al cartílago y al trapecio, algo que provoca contracturas en la zona alta de la espalda.

  5. Comodidad y discreción. Con las nuevas técnicas de ortodoncia invisible, no tienes excusas para poder corregir tu salud bucodental.