¿Has oido hablar alguna vez de esta patología? Se denomina sialorrea, entre otros nombres como hipersalivación o ptialismo, a la segregación excesiva de saliva. No es que sea una afección muy frecuente, pero al parecer puede estar ligada con una incorrecta pronunciación o con algún trastorno funcional.
Conforme a su intensidad, podríamos tipificar a la sialorrea en varios tipos:



  • Seca o leve; sin exceso o secreción moderada de saliva.

  • Grave; mucha saliva, incluso puede llegar a manchar.

  • Profunda: existe tanta saliva que incluso puede llegar al suelo sus restos.


Todas ellas pueden ser más frecuentes, ocasionales o incluso constantes, en la cual el exceso de saliva es continuado.


Las causas pueden encontrarse relacionadas con enfermedades neurológicas como el parkinson, la esclerosis o incluso los infartos cerebrales. Otros aspectos como algun tipo de medicación en especial, como aquellos que contengan histamina o anticolinesterásicos, también pueden provocar esta afección.



¿Cómo saber si sufres sialorrea? Solo tienes que prestar atención a algunos detalles como el babeo o vomitos y nausas causados por un exceso de salivación.
Para poder buscar una solución, debes de consultar con un especialista en odontología, como los que encontrarás en nuestra Clínica Dental Javier Gisbert.