La piorrea es un problema serio relacionado con el estado de nuestra boca que deriva directamente de la periodontitis. Cuando esta no se trata correctamente, puede provocar una inflamación bucodental grave que afecte al sistema óseo. Debido a la infección que se produce en la boca se pueden llegar incluso a perder piezas dentales.


Esta enfermedad bucodental puede deberse, en mayor medida, a una incorrecta higiene, sin embargo existen otras causas por las que se produce:



  1. Una mala alimentación: Es necesario mantener una dieta equilibrada que nos proporcione las vitaminas y los minerales que nuestro organismo necesita.

  2. Tener la boca seca:  La saliva es un elemento fundamental para mantener una correcta higiene bucal, ya que sirve para eliminar muchas de las bacterias que se encuentran en nuestros dientes. Con esta enfermedad, es más fácil que la placa dañe nuestros dientes ya que se encuentran desprotegidos.

  3. La diabetes: La diabetes es un enfermedad que puede dañar fácilmente los tejidos que sujetan nuestros dientes.

  4. Azúcar: La ingesta de grandes cantidades de azúcar provoca la acumulación de sarro, que es la principal razón del desarrollo de la piorrea.

  5. El tabaco: Es siempre uno de los factores más perjudiciales para nuestra salud bucodental, ya que además de oscurecer los dientes puede producir diversas infecciones.


¿Tienes problemas de salud bucodental? Consulta con nosotros, te esperamos en nuestra Clínica Dental Javier Gisbert.