Seguramente habrás oído hablar alguna que otra vez de caries y enfermedades en la cavidad bucal, y del aumento del riesgo de las mismas una vez estás en estado. Pero ¿existe algún tipo de riesgo real en los dientes de la madre?



En Clínica Javier Gisbert os aconsejamos que en cuanto recibas la feliz noticia, solicites cita previa para tu revisión odontológica habitual.
Además, lo más recomendable es que mantengas una dieta saludable y por supuesto, continues una correcta higiene bucal.


Cuidado con hacer caso a los refranes populares, no es cierto que "cada embarazo cueste un diente". El bebé no obtiene calcio a través de los dientes de su madre.


Si por un casual estás desarrollando más caries puede ser debido a;



  • Descuido en cuanto a tu higiene dental, lo que ha podido provocar una acumulación de placa bacteriana.

  • Cambios en tus hábitos y rutinas. Evita en medida de lo posible dulces, chucherías refrescos o bollería.

  • El embarazo conlleva vómitos que llevan asociados reflujos que pueden provocar erosión en el esmalte dental.


Entre tus dudas, ¿tienes miedo por que debas enfrentarte a algun tratamiento dental o radriografía en tu embarazo? Un embarazo no es una enfermedad, puedes realizar el tratamiento que precises pero lo ideal es que sea a partir del segundo semestre.