Es bastante común que algunos de los pacientes que acuden finalmente a clínicas dentales tengan problemas de posicionamiento o alineación de los dientes. Esta situación se produce normalmente debido a que el espacio bucal no tiene suficiente hueco para albergar todas las piezas en la encía, de ahí que su apariencia es de amontonamiento o simplemente montadas entre sí.


La causa primordial de este problema comienza desde niños, y en algunos casos también depende de los factores genéticos, por lo que es muy importante acudir a revisión desde edades tempranas. Además, otra de las posibles causas la podemos encontrar con el nacimiento de las muelas del juicio o tras una ortodoncia, las piezas vuelvan a su origen natural, por lo que es posible que se produzca el apiñamiento.


¿Soluciones? La baraja de posibilidades oscilarán según el tipo de problema que tengas, es decir, según el grado de apiñamiento podrás necesitar una ortodoncia, normalmente con retenedores para reconstruir o restructurar la estructura dental, o quizás ante un mayor deterioro de las piezas podemos llegar a necesitar la extracción.


Si sufres este problema,  no te preocupes contacta con nosotros, analizaremos el problema y te ofreceremos la solución que mejor se adapte a tus necesidades.