Actualmente, un 14% de los pacientes que visitan a un dentista lo hacen en busca de una mejora de la estética dental, algo que cada vez tiene más demanda y ha dejado de lado la creencia cultural de que únicamente se acudía a una clínica dental ante la presencia de dolor o la necesidad de un tratamiento específico.


Esta tendencia ha ido cambiando a medida que las consultas se volvían más accesibles y a la vez que aumentaba la preocupación de la población por la estética y una mejora en la imagen personal. Teniendo esto en cuenta, algunas de las soluciones estéticas más demandadas hoy en día en las consultas odontológicas son las carillas, los blanqueamientos y la ortodoncia invisible con el fin de lucir una sonrisa blanca y perfectamente alineada.


El perfil de paciente que más apuesta por estos tratamientos es mujer de mediana edad, entre los 20 y los 45 años. Si bien se aprecia un incremento también en los hombres, en el caso de las mujeres es mucho más significativo. A su vez, a todo esto también ha contribuido la facilidad en la financiación de todos estos tratamientos. 


El blanqueamiento es el procedimiento más popular, cuya demanda ha crecido en los últimos años hasta un 15%, con picos de hasta el 40% en fechas especiales como las navidades o la época de bodas.