¿Quieres saber cómo motivar a los más pequeños a cuidar desde el principio su salud dental? Sigue estos consejos:


Ayudarlo durante el cepillado: los más pequeños no tienen la destreza manual necesaria para realizar el trabajo minuciosamente. Es por eso que es muy importante que los ayudemos y guiemos hasta que se acostumbren y puedan hacerlo solos.


La limpieza entre los dientes debe iniciarse tempranamente: se debe comenzar una vez que los dientes del niño encajen uno al lado del otro. Es importante que utilicen cepillos interdentales e hilos especialmente diseñados para ellos que puedan evitar maltratar las encías.


Visitar al odontólogo: deben comenzar a partir del primer año de vida para poder controlar la salud de los dientes y de las encías como también el crecimiento de las mandíbulas y el rostro. Estas primeras tomas de contacto ayudarán a que más tarde los niños no generen un miedo a visitar al dentista. Tienen que saber que es necesario y para nada hacérselo ver como algo malo.


Topicación de flúor: los padres deben estar atentos a cuando los chicos dejen de tragarse la pasta de dientes, ya que es el momento de hacer una topicación con flúor con su odontólogo.


 


Fuente: Infobae.com