¿Quieres lucir una bonita sonrisa durante los meses más alegres del año? Sigue nuestros consejos:



  • Evita comer entre horas: Sabemos que es difícil porque el verano es el rey del picoteo, pero ten en cuenta que muchas veces después de comer no nos lavamos los dientes. Si estás fuera de casa, utiliza chicles sin azúcar. Servirán para la ocasión.

  • Acostúmbrate a llevar un cepillo de viaje contigo: De esta forma podrás evitar que no transcurran tantas horas entre cepillado y cepillado si estás fuera de casa. Son muy prácticos y cómodos de llevar.

  • Cuidado con los helados: Es la época de los helados y nos encanta, pero será mejor que te asegures de lavarte bien los dientes después, ya que pueden dañar fácilmente tu boca.

  • Refrescos y granizados con pajita: Son las bebidas más refrescantes contra el calor. Bebiéndolos con pajita evitarás que se dañe el esmalte de tus dientes.

  • Precaución en la piscina: También hay que tener en cuenta que el cloro de la piscina y sus químicos puede dañar a nuestras piezas dentales si nos pasamos largas horas bajo el agua.

  • Cuidado con los más pequeños: Las vacaciones de verano son sin duda el momento en el que más fracturas se producen en los dientes de los niños.

  • Utiliza protector labial: Así protegerás una de las zonas más sensibles de las quemaduras y la radiacción solar.

  • Si se practican deportes como el buceo hay que saber que, al descender, la presión del agua puede afectar tanto a los dientes como a la mandíbula. ¿A que no lo sabías?